Convivencias de inicio curso

El pasado mes de septiembre vivimos todos los alumnos y profesores las convivencias de inicio de curso. Cada etapa educativa compartimos una jornada de convivencia, oración, juegos y dinámicas con las que experimentamos el lema del curso: “Menos es Más”.

Educación Primaria nos fuimos diferentes parques de nuestro pueblo y nos dividimos por cursos para vivir esta experiencia. Empezamos la mañana con un pequeño momento de oración en la capilla del cole, donde despertamos nuestro cuerpo y nuestro ser y escuchamos las palabras de Jesús que nos invitaron a sembrar y ser tierra buena.

Después por cursos caminamos hasta la Glorieta, 1º, 2º, 3º y 4º; y hasta el parque de los patos 5º y 6º; donde realizamos un montón de juegos y convivimos unos con otros.

Los cursos de la ESO nos pusimos en camino hasta la Ermita de Esperanza junto a nuestros tutores y profesores. Allí compartimos una mañana muy intensa que comenzamos con un  momento de reflexión y oración en grupos, sembramos en la maceta de la clases semillas de mostaza, viendo lo pequeñas que son. Después por cursos realizamos varias dinámicas y juegos, en las que descubrimos la importancia de ir de menos a más.

Terminamos nuestra convivencia con una Eucaristía compartida en la Ermita, presidida por nuestro párroco Don Luis y en la que participamos todos en la celebración y con los cantos.

También Educación infantil realizamos nuestra convivencia en el Cole. Fue una mañana muy divertida compartida con nuestras profes. Tras llegar al cole nos fuimos todos a la capilla y juntos hicimos una oración, en la que cantamos, descubrimos cosas nuevas, escuchamos las palabras de Jesús y rezamos Bailando la canción lema del curso.

Después con nuestra profesora realizamos un montón de juegos y dinámicas, e hicimos un mural entre todos completando con nuestras manos un gran árbol. ¡Lo pasamos fenomenal!

Este año queremos descubrir la importancia de ser nosotros mismos, pequeños y sencillos, para crecer y llegar a dar fruto, como nos invita la parábola del grano de mostaza, que hicimos vida estos días de convivencia.

Esta entrada fue publicada en General, Pastoral. Guarda el enlace permanente.