Tutoría vocacional: testimonios de vida.

Durante la mañana del pasado jueves 28 de febrero todos los alumnos de la ESO de nuestro colegio pudieron disfrutar de la segunda parte de la tutoría vocacional preparada por la Comisión de Pastoral. La primera parte de la tutoría se desarrolló en clase durante las semanas anteriores, y los alumnos pudieron reflexionar sobre ellos mismos y sobre la vocación de cada uno a través de un vídeo y unas actividades  relacionadas con el mismo y con las vocaciones.

Para esta segunda parte, los alumnos han tenido la suerte de contar con cuatro invitados de lujo: Claudio Maqueda y Cipri, matrimonio cristiano; Paula Bort, hermana de la Consolación; y el sacerdote de nuestra parroquia D. Pedro Díaz-Maroto.

Claudio y Cipri nos hablaron de la vocación al matrimonio cristiano, contándonos sus experiencias vividas, y explicándonos las distintas fases por las que se pasan tanto en el noviazgo como en el matrimonio. También nos explicaron las diferencias entre el matrimonio civil y el matrimonio cristiano, y cómo Dios da fuerzas a los esposos en los malos momentos.

Por su parte, la hermana Paula nos habló de su vocación a la vida consagrada. Poco a poco nos fue narrando cómo  fue su juventud, su camino a la vida religiosa y cómo sintió la llamada de Dios, haciendo hincapié en que, aunque a veces miremos para otro lado, al final la vida nos va llevando hacia nuestra verdadera vocación. Nos decía que ella sintió su verdadera vocación de servicio a los demás con el nacimiento de su sobrino, dándose cuenta del don que realmente tenía en su interior y sintiendo la necesidad de servicio a los demás, al igual que hizo Santa M.ª Rosa Molas. Así fue como decidió ponerse en contacto con las Hermanas de la Consolación.

Por último, intervino D. Pedro Díaz-Maroto, sacerdote de nuestra Parroquia y natural del vecino pueblo de la Villa de Don Fadrique. D. Pedro nos contó cómo desde pequeño sintió una fuerza especial en la oración y en la lectura de las Sagradas Escrituras, sintiendo con fuerza una temprana llamada de Dios al sacramento del sacerdocio. Nos contó varias experiencias vividas a lo largo de su vida, haciendo un repaso de cómo él vive su vocación cada día.

Al finalizar el acto, nuestros alumnos tuvieron ocasión de hacerles varias preguntas a los invitados, que pudieron solucionar sus dudas contestando a las preguntas que ellos habían preparado.


Esta entrada fue publicada en General, Secundaria. Guarda el enlace permanente.